miércoles, 7 de septiembre de 2016

El Principio de la Sabiduría: El Temor de Jehová

Dr. Jaime Morales Herrera
Extraído de "Proverbios: Sabiduría para la Vida"

I.                   Introducción

            Los judíos usan una pequeña gorra ritual llamada "la kipá" para cubrir su cabeza. Los que son observantes lo usan durante todo el día. Está simboliza que Dios está sobre los hombres, sobre nuestras cabezas.[1] Este es un buen ejemplo de lo que debería ser el temor de Jehová, vivir como si Dios estuviera siempre sobre nuestras cabezas. Como dicen LaSor, Hubbard y Bush cuando definen la expresión “el temor de Jehová”, estos dicen que es: “una preocupación consciente de complacer a Dios en todos los aspectos de la vida.”[2]

            El tema del temor de Jehová es abundante en el libro de Proverbios, este inicia con el temor de Jehová (1:7) y termina con el temor de Jehová (31:30). Collins dice sobre esto: “Es digno de notar que Proverbios termina tal como comienza, ensalzando el temor de Jehová.”[3] Siempre usa la palabra yirá, que es similar a la reverencia. Algunos le dan un tono muy fuerte como Calvino que le llama el: “temor del terror divino.”[4] Otros sencillamente, le dan un tono que se refiere a reverencia y respeto, por ejemplo, Goldingay menciona: “El temor de Jehová sugiere reverencia y respeto que producen obediencia.”[5] Y en efecto, el término se refiere a ese respecto que hay que tenerle a Dios como el Soberano que está sobre nosotros.

            Un niño debe temer a un enchufe o a una cocina por el peligro que este representa, así los padres deben enseñarle a sus hijos a tenerle respeto al fuego y a la electricidad. A mi hija Rut cuando tenía alrededor de un año había que cerrarle el paso para que no entrará en la cocina, no se cayera por las gradas y había que taparle los enchufes de la cocina para que no metiera los dedos porque precisamente podría hacerse daño. Porque precisamente, hay que tenerle cierto respecto a estos elementos, de la misma manera que hay que tenerle respeto a Dios, comprendiendo que siempre está sobre nosotros.

II.       Definiendo el temor de Jehová desde el texto

Proverbios 1:7
Reina Valera 1960
Dios Habla Hoy
Nueva Versión Internacional
El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.
La sabiduría comienza por honrar
al Señor; los necios desprecian la sabiduría
 y la instrucción.
El temor del Señor es el principio del conocimiento; 
 los necios desprecian la sabiduría y la disciplina.

Es interesante notar que la palabra “principio” es reshít que significa: “lo primero de una serie”, se usa especialmente para las primicias de las cosechas.[6] Por otro lado, los comentaristas Jamieson, Fausset, Brown hablan de que es el fundamento.[7] Ambas acepciones de la palabra son válidas como lo dice Lyons: “La palabra principio significa el comienzo de algo y a la vez la parte fundamental y principal de algo.”[8]

Este es un paralelismo antitético. Muestra dos opuestos. Nos dice que lo primero para ser sabio es temer a Dios, ya que sólo los tontos desprecian la reprensión y el consejo. Lyons dice: “Son tontos porque ignoran la moralidad cómo si el pecado no tuviera consecuencias.”[9] Earl Radmacher menciona: “insensatos son los que han despreciado el temor de Jehová. El término desprecian comprende un golpe tremendamente negativo; el no temer al Señor es lo mismo que rechazar completamente la sabiduría.”[10] El que no teme a Dios, y vive como si él no existiera en definitiva está rechazando la sabiduría. Los que viven un ateísmo práctico y desprecian la Verdad, nunca obtendrán la verdadera sabiduría.



Proverbios 8:13
Reina Valera 1960
Dios Habla Hoy
Nueva Versión Internacional
El temor de Jehová es aborrecer el mal;  la soberbia y la arrogancia,  el mal camino, Y la boca perversa,  aborrezco.
Honrar al Señor es odiar el mal.
yo odio el orgullo y la altanería,
el mal camino y la mentira.
Quien teme al Señor aborrece lo malo; 
 yo aborrezco el orgullo y la arrogancia, 
 la mala conducta y el lenguaje perverso.

Este verso nos menciona que aquel que teme a Dios odia hacer el mal. Luego pone ejemplos de diferentes males que deben ser aborrecidos por aquellos que temen al Señor. Los hombres que temen a Dios rechazan la soberbia, la arrogancia, el mal camino, y la boca perversa. Ellos odian este tipo de maldades.

Proverbios 9:10
Reina Valera 1960
Dios Habla Hoy
Nueva Versión Internacional
      El temor de Jehová es el principio de la sabiduría, Y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia.
La sabiduría comienza por honrar
al Señor;
conocer al Santísimo es tener inteligencia.
"El comienzo de la sabiduría es el temor del Señor; 
 conocer al Santo es tener discernimiento.


Es interesante que aunque este verso es traducido en la RVR de la misma manera que en Proverbios 1:7, realmente usa palabras distintas. Usa la palabra tekjilá en lugar de reshít, una palabra que significa apertura o comienzo. Sólo la NVI lo traduce distinto: “El comienzo de la sabiduría es el temor del Señor; conocer al Santo es tener discernimiento.” Este es un paralelismo sinónimo que nos dice que el comienzo de ser sabio es el temor de Dios, y conocer al Dios Santo da entendimiento. El ser humano debe reconocer que la única sabiduría viene de Dios, que esta es un don de Dios, que podemos solicitarla en oración (1 Re. 3:7-9) y ser humildes al reconocer que somos carentes de la misma como lo hizo el mismo Salomón.
Proverbios 14:2
Reina Valera 1960
Dios Habla Hoy
Nueva Versión Internacional
El que camina en su rectitud teme a Jehová;  mas el de caminos pervertidos lo menosprecia.
El de recta conducta honra al Señor;
el de conducta torcida lo desprecia.
El que va por buen camino teme al Señor; 
 el que va por mal camino lo desprecia.

Este texto contiene un paralelismo antitético que nos dice que el temor de Jehová es caminar en rectitud, y por otra parte, que aquellos que caminan sin dirección no le dan el valor que Él merece. Los perversos no temen a Dios, lo demuestran con sus acciones, no temen a Dios. En cambio, nuestras acciones como creyentes deben reflejarse en acciones correctas ya que tememos a Dios. No hay lugar para engaños ni para caminar en la senda del pecado.

Proverbios 15:33
Reina Valera 1960
Dios Habla Hoy
Nueva Versión Internacional
El temor de Jehová es enseñanza de sabiduría;  y a la honra precede la humildad.
El honrar al Señor instruye en la sabiduría;
para recibir honores,
primero hay que ser humilde.
El temor del Señor es corrección y sabiduría; 
 la humildad precede a la honra.

En este texto la RVR sigue el texto masorético que dice: “enseñanza de sabiduría”, y en cambio la Septuaginta dice: “corrección y sabiduría”. Puede significar que el temor de Dios es lo mismo que enseñanza y sabiduría, o que el temor de Dios nos enseña sabiduría. La palabra enseñanza es musár que puede significar instrucción, castigo o advertencia.[11] La palabra jokmá es sabiduría, experiencia o astucia. Puede indicar capacidades o habilidades.[12] Jokmá es la capacidad de tomar las decisiones correctas en el momento oportuno. Se refiere entonces a una sabiduría práctica en las diferentes situaciones de la vida.

      En forma resumida, el temor de Jehová es la sabiduría de caminar en rectitud y aborrecer la maldad estando conscientes de que Dios está presente en todo momento. Tener ese temor es el principio y fundamento de la verdadera sabiduría.

III.      Consecuencias de temer a Dios y de no temerle

Proverbios 1:29
Reina Valera 1960
Dios Habla Hoy
Nueva Versión Internacional
Por cuanto aborrecieron la sabiduría, y no escogieron el temor de Jehová
pues desprecian la sabiduría
y no quieren honrar al Señor.
Por cuanto aborrecieron el conocimiento
 y no quisieron temer al Señor;

El contexto en los versículos 27 y 28 señala que cuando vinieran grandes males sobre los “simples” no encontrarán la sabiduría porque le rechazaron. La odiaron, la vieron como enemiga (heb. sané). Frans Van Deursen dice sobre texto: “Aquí tenemos los más escondidos motivos de los impíos que hay diseminados entre el pueblo de Dios: odian el conocimiento de Dios y el servirlo. No quieren cumplir su pacto. Sencillamente, rechazan temerlo por su Palabra y por sus obras; y por eso también se encogen de hombros ante las amonestaciones de la sabiduría.”[13] Los impíos odian la sabiduría, no les gusta, prefieren escoger los malos caminos, un camino donde Dios no está presente.

La consecuencia de haber odiado a la sabiduría y no escoger temer a Dios es la ruina. Así muchos cuando ya se encuentran en medio de los problemas buscan el consejo y la sabiduría, quién es Dios mismo. Muchos tienen que pasar por grandes problemas para darse cuenta que su sabiduría no se compara con el Dios Omnisciente, la Verdad Engendrada y el Espíritu de Conocimiento y Sabiduría. Le han odiado y le han rechazado, entonces ahora deben de asumir las consecuencias de sus acciones.

Proverbios 10:27
Reina Valera 1960
Dios Habla Hoy
Nueva Versión Internacional
El temor de Jehová aumentará los días; mas los años de los impíos serán acortados.
El honrar al Señor alarga la vida,
Pero a los malvados se les acorta.
El temor del Señor prolonga la vida, 
 pero los años del malvado se acortan.

Este verso es un paralelismo antitético, contrapone las consecuencias de temer a Dios con aquellos que no lo siguen. El impío (heb. rashá) se refiere a una persona activamente mala, culpable.[14] Nos dice que aquellos que temen a Dios se le añadirán días, en cambio, los días de los impíos serán interrumpidos. Cómo menciona Proverbios 3:1-2: “Hijo mío, no te olvides de mi ley, y tu corazón guarde mis mandamientos; porque largura de días y años de vida y paz te aumentarán.”

Víctor Lyons dice: “Una fe verdadera y pura prolonga la vida en calidad como en cantidad de años. Sin embargo, los impíos no van a cumplir los años apropiados de una vida, sino que van a tener una muerte prematura. Acortados expresa una acción drástica y de repente.”[15] Temer a Dios nos asegura vida en este mundo y en el otro.[16] 

Realmente el tipo de vida que tienen los impíos muchas veces tiene como consecuencia deterioros en la salud, por lo que no es raro que sus días sean acortados. Es una vida asociada a vicios, sensualidad desenfrenada y crímenes que pueden acerca a la muerte. La gente asociada a drogas, alcohol y tabaco ven muchas veces sus vidas cortadas por mal funcionamiento de sus cuerpos. La sexualidad desenfrenada trae enfermedades venéreas incluso mortales con el SIDA. Los involucrados en estas cosas están en un mundo de criminalidad y violencia que lleva a la muerte. Además, los conflictos sociales en este ambiente también pueden hacer que la muerte llegue en forma anticipada cuando menos se piensa.

Proverbios 14:26-27
Reina Valera 1960
Dios Habla Hoy
Nueva Versión Internacional
En el temor de Jehová está la fuerte confianza;  y esperanza tendrán sus hijos. El temor de Jehová es manantial de vida para apartarse de los lazos de la muerte.
El honrar al Señor
es una firme esperanza
que da seguridad a los hijos.
El honrar al Señor es fuente de vida
que libra de los lazos de la muerte.
El temor del Señor es un baluarte seguro
 que sirve de refugio a los hijos.
El temor del Señor es fuente de vida, 
 y aleja al hombre de las redes de la muerte.

Este es un paralelismo sintético expresado en un dístico que nos menciona que aquel quién teme a Dios sabe que tiene la protección de Dios, puede estar confiado aún en medio de las situaciones no comprensibles. El que teme a Dios puede confiar plenamente en que incluso refugio tendrán sus hijos. Las bendiciones de temer a Dios alcanza incluso a nuestros hijos.

El segundo texto nos dice que temer a Dios es una fuente de la cuál fluye vida, que nos libra de los lazos de la muerte. La palabra lazo (heb. moquésh) se refiere al tipo de lazo con que se atrapa a los animales.[17] Es como si la muerte quisiera atraparnos enlazados y el temor de Jehová nos protegiera de ella. Nuevamente, afirmamos que aquellos que no siguen el consejo y la sabiduría son propensas a fácilmente acortar su vida.

Van Deursen menciona: “No hay ningún seguro de vida mejor que el temor de Yahvéh y la sabiduría procedente de Él, pues ofrece tranquilidad, forma un refugio (incluso para nuestros hijos, si los educamos en Él) y nos hace esquivar los lazos de la muerte.”[18]

Proverbios 15:16
Reina Valera 1960
Dios Habla Hoy
Nueva Versión Internacional
Mejor es lo poco con el temor de Jehová, que el gran tesoro donde hay turbación.
Más vale ser pobre y honrar al Señor,
que ser rico y vivir angustiado.
Más vale tener poco,  con temor del Señor, 
 que muchas riquezas con grandes angustias.

Este paralelismo antitético nos dice que es mejor tener poco con temor de Jehová, lo cual por sí mismo trae consuelo y paz, que tener mucho y no tener la paz de Dios. La palabra tesoro (heb. otsár) es depósito, alfolí, almacén.[19]  Es mejor poco con Dios que un granero lleno donde hay aflicción. Es interesante ver cómo personas que tienen mucho dinero no son felices. En cambio, personas que viven con lo necesario y son creyentes demuestran el gozo que produce el Espíritu Santo aún en los momentos difíciles.

Proverbios 19:23
Reina Valera 1960
Dios Habla Hoy
Nueva Versión Internacional
El temor de Jehová es para vida,  y con él vivirá lleno de reposo el hombre;  no será visitado de mal.
La reverencia al Señor conduce a la vida;
uno vive contento y sin sufrir ningún mal.
El temor del Señor conduce a la vida; 
 da un sueño tranquilo y evita los problemas.

            Nuevamente este paralelismo sinónimo nos dice que temer a Dios da vida, y una vida saciada de paz, en la cual no será visitado del mal, probablemente, entendido como un castigo (Sal. 89:32; Jer. 6:15). Radmacher menciona: “Este proverbio enfatiza la naturaleza imperecedera de la piedad genuina y los abundantes dones que entrega. Se contrasta el temor de Jehová con todos los otros placeres, ya que solo este guarda al creyente inocente y le proporciona satisfacción en la vida.”[20] Sólo el temer a Dios da una verdadera vida en abundancia y descanso.

Proverbios 31:30
Reina Valera 1960
Dios Habla Hoy
Nueva Versión Internacional
Engañosa es la gracia,  y vana la hermosura; la mujer que teme a Jehová,  ésa será alabada.
Los encantos son una mentira,
la belleza no es más que ilusión,
pero la mujer que honra al Señor
es digna de alabanza.
Engañoso es el encanto y pasajera la belleza; 
 la mujer que teme al Señor es digna de alabanza.

Este es el último versículo en Proverbios que nos habla de las consecuencias de temer a Dios. Este nos dice que la gracia en una mujer puede ser engañosa, y la hermosura de está ser vacía, pero la cualidad de temer a Dios en una mujer la hace digna de ser admirada. Collins menciona: “Es evidente que la mujer virtuosa era elegante (Pr. 31:22b) y probablemente hermosa tanto en su aspecto físico (Pr. 31:30b) como espiritual (Pr. 31:25–27). Algunas de esas características son pasajeras. Pero ella poseía algo que tiene valor perdurable tanto en esta vida como en la venidera.”[21] Ella teme a Dios. Dichoso el hombre que contrae matrimonio con una mujer de este tipo, está es una gran bendición de Dios.

IV.      Conclusión

            Cuando se busca el consejo y la sabiduría está la logramos encontrar (Pr. 2:5). De esta manera se entiende el temor a Dios. La sabiduría es una búsqueda activa, se le otorga a quién le busca, quién entiende que Dios mismo es la personificación de la sabiduría. En este capítulo se ha visto en qué consiste el temor de Dios y las consecuencias positivas o negativas de cuando decidimos temerle o no hacerlo.



[2] LaSor, William; Hubbard, David y Bush, Frederic. Panorama del Antiguo Testamento: Mensaje, forma y trasfondo del Antiguo Testamento, p. 535.
[3] Collins, Arturo. Estudios Bíblicos ELA: Cómo Vivir Sabiamente (Proverbios), p. 50.
[4] Lyons, Victor. Comentario Bíblico Mundo Hispano. Tomo 9. Proverbios, Eclesiastés y Cantares, p. 46.
[5] Goldingay, John. Nuevo Comentario Siglo XXI: Antiguo Testamento, p. 1310.
[6] “Reshít.” Diccionario Strong de Palabras Hebreas y Arameas del Antiguo Testamento.
[7] Jamieson, Roberto; Fausset, A.R., Brown, David. Comentario Exegético y Explicativo de la Biblia. Tomo I: El Antiguo Testamento, p. 497.
[8] Lyons, Victor. Comentario Bíblico Mundo Hispano. Tomo 9. Proverbios, Eclesiastés y Cantares, pp. 46-47.       
[9] Lyons, Victor. Comentario Bíblico Mundo Hispano. Tomo 9. Proverbios, Eclesiastés y Cantares, p. 47.
[10] Radmacher, Earl. Nuevo Comentario Ilustrado de la Biblia. Versión en Libronix.
[11] “Instrucción.” Diccionario expositivo de palabras del Antiguo y Nuevo Testamento exhaustivo de Vine.
[12] “Sabio, Hábil.” Diccionario expositivo de palabras del Antiguo y Nuevo Testamento exhaustivo de Vine.
[13] Van Deursen, Frans. Proverbios, p. 104.
[14] “Malvado, impío.” Diccionario expositivo de palabras del Antiguo y Nuevo Testamento exhaustivo de Vine.
[15] Lyons, Victor. Comentario Bíblico Mundo Hispano. Tomo 9. Proverbios, Eclesiastés y Cantares, p. 135.
[16] Henry, Mathew. Comentario de la Biblia Mathew Henry en un Tomo, p. 532.              
[17] “Moquésh.” Diccionario Strong de Palabras Hebreas y Arameas del Antiguo Testamento.
[18] Van Deursen, Frans. Proverbios, p. 296.
[19] “Otsár.” Diccionario Strong de Palabras Hebreas y Arameas del Antiguo Testamento.
[20] Radmacher, Earl. Nuevo Comentario Ilustrado de la Biblia. Versión en Libronix.
[21] Collins, Arturo. Estudios Bíblicos ELA: Cómo Vivir Sabiamente (Proverbios), p. 50.

0 comentarios :

Publicar un comentario