jueves, 12 de mayo de 2016

¿Qué es el Hombre?


Cornelio Hegeman
Tomado de "Doctrina del Hombre"
           
A.                INTRODUCCIÓN

Una tesis.  La antropología bíblica es la definición del hombre según la revelación de Dios en Cristo Jesús y la Biblia.

En este capítulo se estudian los conceptos bíblicos para la ciencia llamada la antropología. . La antropología habla de los seres humanos en su cultura. La antropología bíblica tiene una perspectiva muy distinta a la de otras ideologías. ¿Qué es el hombre? es una pregunta bíblica que merece una respuesta bíblica. La primera mención de la pregunta se encuentra en el Salmo 8:4. Es repetido en Hebreos 2:6. Vamos a ver la respuesta a esta gran  pregunta. Hay una estricta relación entre la doctrina de Cristo y la doctrina del hombre que debe ser aclarada en la antropología bíblica. Su manera de interpretar la Biblia (hermenéutica) va a influir a su manera de ver el hombre. El concepto cristiano del hombre dará a los cristianos una perspectiva más global e integral en cuanto a cuestiones de calidad de vida.

B.       LA ANTROPOLOGIA BIBLICA

 ¿Qué es el hombre? es una pregunta antropológica. “Antropos” significa “hombre o persona” y “logía” viene de “logos” y se refiere al conocimiento. La antropología es la enseñanza o doctrina sobre el hombre.
     La antropología es importantísima para vivir y para morir. La antropología cristiana es diferente. En las palabras de R.C. Sproul:

“Nuestra antropología está íntimamente relacionada con nuestra teología. Si Dios esta muerto, el hombre también lo está. Si nosotros no somos responsables, entonces lo que nosotros hacemos no cuenta.”

La antropología cristiana es la antropología más exaltada en el universo. Definimos al hombre según la imagen de Dios.

“La teología reformada mantiene una visión alta sobre el valor y la dignidad de los seres humanos. Es radicalmente diferente en este punto de todas las formas de humanismo en que el humanismo asigna una dignidad intrínseca al hombre mientras que la teología reformada ve a la dignidad como extrínseca. Eso quiere decir, que la dignidad del hombre no es inherente. No existe por y para sí mismo. La nuestra es una dignidad derivada, dependiente y recibida. En nosotros mismos somos del polvo. Sin embargo, Dios nos ha asignado un valor y prestigio increíble como sus criaturas hechas a su imagen. El es la fuente de nuestra vida y todo nuestro ser. El nos ha cubierto con una toga de valor y prestigio.”

En “la batalla de los sexos” hay un debate en cuanto a la terminología sobre el ser humano.  Hablando de la sensitividad cultural occidental, ¿cuál será la designación más apropiada y menos ofensiva para hablar del homosapien?: el hombre, el hombre, la persona, el ser humano, la humanidad, la gente? La objeción de usar el término hombre para una descripción general para la humanidad es que la mujer no está incluida en el nombre, pues, es un término, considerado por algunos como exclusivo.[1]
Por otro lado, la cosmovisión bíblica incluye a la mujer en la designación hombre. El término hombre puede ser genérico referirse a todos los seres humanos y la misma palabra se refiere al género masculino.[2]  La designación original para el primer hombre es “Adán.” De los usos de Adán en Génesis, algunos se refieren en manera particular al hombre masculino llamado Adán, pero la mayoría de los casos se lo usa el hombre adán en términos generales y en referencia a la humanidad. Pues, hay una designación particular y general para un nombre. En términos particulares es masculino y en términos generales, incluye ambos sexos.
Hay otra razón para usar la designación ‘hombre.” Nos hace pensar en el hombre supremo, Jesucristo el Señor. En términos particulares Jesús era un hombre masculino. En términos generales, él es el representante humano para toda la humanidad, incluyendo a las personas femeninas y masculinas.
El autor va usar la terminología y los conceptos de la cosmovisión y lenguaje bíblica para hablar sobre el los seres humanos.

C.        UNA PERSPECTIVA DISTINTA: SALMO 8 Y HEBREOS 2

El Salmo 8 hace la pregunta: ¿Qué es el hombre? 

Qué es el hombre, para que en él pienses? ¿Qué es el ser humano (literalmente, hijo del Hombre), para que lo tomes en cuenta? Pues lo hiciste poco menos que un dios, y lo coronaste de gloria y de honra, lo entronizaste sobre la obra de tus manos, todo lo sometiste a su dominio….” (NVI. Salmo 8:4-6).

La primera impresión es que el autor del salmo esta hablando del ser humano. Lamentablemente, la Nueva Versión Internacional (NVI) traduce el literal, “hijo del  hombre” como “ser humano.” Con esta interpretación del traductor, se pierde la relación analógica entre el hombre y el Hijo del Hombre, Jesucristo, visto en la interpretación de esta profecía en Hebreos 2. [3] Hebreos 2:9 aclara la pregunta del Salmo 8:4:

Sin embargo, vemos a Jesús, que fue hecho un poco inferior a los ángeles, coronado de gloria y honra por haber padecido la muerte. Así, por la gracia de Dios, la muerte que él sufrió resulta en beneficio de todos” (NVI).

Según Hebreos 2:9, la respuesta a la gran pregunta: ¿qué es el hombre?  es: “JESUSCRISTO es el hombre.”
El autor de Hebreos ve una relación entre los seres humanos y el prototipo de la humanidad, Jesucristo. Según Salmo 8 y Hebreos 2, hay que definir y desarrollar al ser humano y su cultura a la luz de la revelación de Cristo. Esta revelación incluye la encarnación humana, la vida perfecta, la redención por la muerte, la gracia para salvación por fe en Cristo y la intercesión del Cristo para su pueblo. Siendo que Cristo es el Rey sobre los hombres y su cultura, todo debe ser sometido a su autoridad y servir para su gloria. El cristiano no puede definirse, ni a la cultura humana, sin someterse a Cristo
            .
D.        LA RELACIÓN ENTRE LA ANTROPOLOGÍA Y LA CRISTOLOGÍA

El hombre se realiza en el Hijo del Hombre. La antropología es definida por la cristología.  ¿Cuantas razones se necesita para apoyar tal tesis?  Permítame compartir por lo menos diez.[4]

1.         Aceptación.  En Cristo el creyente es adoptado a la familia de Dios y aceptado como hijo de Dios (Heb. 2:13b).
2.         La enseñanza bíblica. La Biblia me informa que Jesús es el Hijo del Hombre (Mt. 26:64). Como Hijo del Hombre Jesús es la cabeza de la humanidad. Los seres humanos deben conocer a la cabeza, al modelo, al arquetipo, de la humanidad.
3.         Comienzo de la vida. A la gran pregunta, ¿cuándo se inicia la vida humana? la respuesta es, “en la concepción.” Así fue con Cristo (Mt. 1:18). La vida humana de Jesús comenzó en la concepción del Espíritu Santo.
4.         Dios defineDios define al hombre.  Dios es el arquitecto de la humanidad y como el designador original, él sabe como crear, proveer, salvar, restaurar  y consumir a su proyecto especial. La revelación perfecta de Dios es Jesucristo (Heb. 1:1-4).
5.         Somos eternos.  El hombre fue hecho para vivir para siempre. Siendo que por el pecado el hombre merece la condenación eterna, él necesita un salvador eterno. Este salvador debe ser eterno para restaurarnos para la eternidad. El debe ser Dios para cumplir perfectamente esta gracia. Jesucristo es el único salvador quien es eterno y es Dios y que puede salvarnos para la eternidad.  Los salvadores temporales y no eternos, tales como de los Testigos de Jehová y los Mormones, no tienen la capacidad de salvar para eternidad, siendo que no son eternos y no siempre han sido Dios.
6.         La fe. La relación entre los hombres y el Hijo de Hombre es por fe. El hombre terrenal está en la tierra y se relaciona con el Hijo de, quien esta en el cielo, por fe.  La existencia de una fe auténtica muestra la relación entre el hombre y Dios.
7.         La relación con Dios es de gracia. La gracia de Dios, su favor inmerecido,  define la actitud de Dios hacia los creyentes. Los creyentes no son Dios, pues, son criaturas inferiores a Dios. Solo pueden vivir por la gracia de Dios.  Por eso, el creyente responde a la gracia de este viviendo en gratitud hacia Dios.
8.         Substituto humano. El hombre necesita la representación y substitución de otro ser humano para ser salvo. Jesús es el substituto humano para los creyentes en cuanto a recibir el castigo de los pecados del creyente y para ser el intercesor para los creyentes delante del Padre.
9.         Imagen de Dios. La perfecta imagen de Dios es Jesús (Col. 1:15) y el creyente debe ser conformado a la imagen de Cristo (Romanos 8:29)
10.      Jesus. Jesus es 100% Dios y 100% humano. No es un descendiente  de un animal, sino el segundo Adán y el Hijo del hombre, quien vino para salvar a lo suyos.

Para entender al hombre hay que entender a Jesucristo.

E.        CONSIDERACIONES DE LA ANTROPOLOGÍA Y LA HERMENÉUTICA

Al hablar sobre las enseñanzas bíblicas sobre el hombre, hay que tomar en cuenta varios principios de interpretación (la hermenéutica) de la Biblia.[5]

Interpretación apostólica. Hay progresión en la revelación bíblica. Los últimos autores bíblicos son los apóstoles. Las enseñanzas apostólicas, dan interpretación a la Ley, los Profetas y las enseñanzas de Jesús en los Evangelios. Los que rechazan a la enseñanza apostólica, porque los apóstoles son hombres y supuestamente representantes de una cultura machista, han rechazado el fundamento de la iglesia (Ef. 2:20). Los apóstoles fueron escogidos por Cristo para escribir y redactar la Escritura (II Tim. 3:16; II Pedro 3:16), además de ser testigos oculares de Cristo (I Cor. 15) y fundadores de las primeras iglesias (Ef. 2:20). Hay que aceptar a las enseñanzas apostólicas porque son apóstoles, no por ser hombres.

Interpretación bíblica. Hay que interpretar la Escritura con la Escritura. Eso es llamado el principio de la Sola Escritura. La Escritura es la autoridad máxima para la  interpretación del contenido de la Biblia. La postura que la Biblia está cautiva a las culturas antiguas es una expresión del post modernista que considera cualquiera cosa nueva mejor que la revelación antigua. Para el cristiano, la revelación especial de la Biblia es normativa y  la cultura contemporánea debe someterse y ser transformada a esta autoridad superior.
            El hombre tiene un libro, un manual, por la cual vivir. Además de interpretar bien la Biblia el hombre debe vivir según ella.

Interpretación Cristo céntrica.  Ya se mencionó 10 relaciones entre la doctrina de Cristo y la doctrina del hombre.

La ley de no-contradicción. La Biblia enseña que Dios es el Creador del hombre. No es lógico  decir que el ser humano fue creado a la imagen de Dios y, a la misma vez,  es un producto de la evolución animal. La creación y el intervencionismo del creador son diferentes al proceso de evolución biológica y orgánica. Hay que considerar las implicaciones lógicas del evolucionismo. Si los seres humanos son productos del mundo animal y si Jesús es 100% Dios y 100% humano, ¿no seria Jesús 100% animal también? Si es así, somos animistas paganos adorando al Supremo Animal que a la vez pretenden ser fieles a Dios el Padre  y a Jesús encarnado.

Interpretación histórica-redentiva. La metodología usada para estudiar las enseñanzas bíblicas sobre el ser humano es la hermenéutica histórica-redentiva. Hay que considerar la creación, la caída, la restauración y la consumación del hombre. Eso fue el método que uso Jesús cuando hablo sobre el matrimonio y el divorcio. Jesús menciona la creación (Mt. 19:4-6); la condición de la caída (19: 7-8); la restauración (19: 9-12; Juan 8:11).

Interpretación gramatical. Ni al traductor de la Biblia, ni al interpretador de la Palabra, fue dado el derecho divino para añadir o quitar de la Biblia (Apoc. 22: 18-19).  La Reina Valera 1960 se equivoca al traducir “hombre natural” (soma psuchicon) a “hombre animal” (I Cor. 15:44).

Nuestra antropología bíblica dependería de nuestra hermenéutica del texto bíblico.  Las presupocisiones para nuestra cosmovisión van a ser determinadas por la pregunta existencial,  “¿Es verdad que Dios les dijo? (NVI, Gén. 3:1b).
Hay muchos más principios de interpretación bíblica para considerar, pero si se toman estos en cuenta, se están en camino a desarrollar a una antropología bíblica.

F.        LA ANTROPOLOGÍA Y LA SOCIOLOGÍA

La antropología bíblica y cristiana va a interpretar diferente las estadísticas a los humanistas evolucionistas. Por ejemplo, el cristiano considera a los niños no nacidos como seres humanos. Cuando ellos son abortados, es una perdida de vida.
Hay naciones que son elogiados por muchos por los logros que tiene en la salud pública y educación pública. Sin embargo, cuando las estadísticas de los abortos provocados son añadidos a los reportes sobre el bienestar de los niños, se ve que tales lugares son más peligrosos para un niño sobrevivir que en muchas naciones en desarrollo.

Por ejemplo, en los EEUU. El promedio de infanticidio (matanza de los niños) es un 7% comparado con la tasa de nacimientos. Cuando se calculan que el aborto es parte del infanticidio, el promedio sube al 39.2%. Es un peligro ser niño en los EEUU. Los mismos cálculos pueden ser hechos para la salud de los niños, su educación y tasa de alfabetización. Si una nación permite la matanza de los niños no nacidos, obviamente hay más recursos para los que sobreviven. Puede ser que eso sería una motivación para el aborto, sea en naciones capitalistas o en naciones comunistas.[6]


GRAFICA DE TASA DEL ABORTO Y LA INFANTICIDIO EN LOS EEUU (2002)

abortos[7]
nacidos[8]
Embarazos total [9]
Año 2002
1,293,000
(24.3%)
4,019,280
(75.7%)
5,312,280
(100%)
Infanticidio sin abortos

281,349[10]   (7%)

Infanticidio incluyendo a los abortos
1,293.000
281,349
1,574,349
(39.2%)

G.        CONCLUSIÓN     

La tesis del capítulo 1 es que la antropología debe ser definida a raíz de la revelación especial de Dios en la Biblia y en Cristo, y también a la luz de un análisis lógica de la realidad humana. La antropología cristiana va a ser distinta a la antropología de otras ideologías.



[1]     Peter Jones, Verdad Bíblica. Mentira Pagana. ¿Puedes distinguir? es una apologética para defender la cosmovisión bíblica y distinguirle de la cosmovisión monista del paganismo moderno.  Peter Jones en Imperio Gnóstico Contraataca, habla de la influencia del gnosticismo en la nueva era contemporánea. Parte de la cosmovisión de la nueva era es el monismo: todo es uno. Hay una destrucción sistemática de las categorías y distinciones del Creador  puesta en la creación.
[2]      Véase René Padilla, “La Relación Hombre-Mujer en la Biblia, “en Fundamentos Bíblicos Teológicos de Matrimonio y la Familia, ed. Jorge Maldonado, pp. 47-51, como citado por Natalie Carley en Antropología Teológica,  apéndices, pp. 14-16.
[3]     La traducción de la NVI en Hebreos 2:5-6 revierte a “hijo del hombre.”  La interpretación del mismo texto en dos maneras diferentes muestra la subjetividad del método dinámico equivalente. EL texto no es traducido literalmente sino interpretado según el entendimiento del traductor.
[4]       Se utiliza el “método de alfabetización teológica”….un simple uso del alfabeto para identificar verdades sobre el tema.
[5]       Para una lectura más completa sobre la interpretación bíblica vea a Hegeman, Introducción al estudio bíblico.
[6]      “Health and Education: Cuba vs. the United States,” www.theglobalist.com
[7]      “Estadisticas de Planned Parenthood” (EEUU,. 2002)  www.abortiontv.com
[8]     “US Department of Health Services.”  www.hhs.gov.
[9]    Conjunto de los abortos registrados con Planned Parenthood y record de los nacidos según el US Department of Health Services. Hay también otras estadisticas incluyendo a los abortos no-provocados.
[10]     “Infant Mortality Rates, 1950-2002” www.infoplease.com

0 comentarios :

Publicar un comentario